Tras la aprobación de la inscripción automática y el voto voluntario en 2012, la expectativa de voto ha bajado, razón por la que incluso desde el propio gobierno existen llamados para ir a las urnas el próximo 19 de noviembre.

En ese sentido, el coordinador del área de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos, Ricardo González, explicó que del 100% de los encuestados de la última entrega antes de la elección presidencial, un 43% manifestó que irá a votar con seguridad, mientras que un 25% probablemente lo hará.

Considerando ese último porcentaje, se diseñó un “votante probable”, sumando a quienes lo harán con seguridad, los que lo hicieron en la última elección pero no están seguros esta vez, y los jóvenes entre 18 y 24 años que manifiestan interés por la política pero que no tenían la edad para votar en la instancia más reciente.

Con esas cifras, CEP proyectó un 44% de participación en las próximas elecciones, las que se traducen entre un 42% y 49% de votantes, significando entre 6 y 6,8 millones de chilenos, menos de la mitad de los cerca de 17 millones de habitantes que tiene el país.