No estamos en Guerra

admin

 Son miles las personas que permanecen en las calles exigiendo justicia social y dignidad. 

En cada intersección los cacerolazos suenan fuerte y una de las imágenes más potentes se dio en la Avenida O’Higgins, donde los penquistas hacen frente a los efectivos de Carabineros entonando el himno nacional. 

Incluso un grupo de ciudadanos se sentó en medio de la calzada para impedir el accionar de los efectivos policiales a través de la Avenida. 

Cabe recordar que los manifestantes se han movilizado en busca de diversas mejoras sociales, entre las que se incluyen reformas al sistema de pensiones, el anhelo de una mejor salud pública, terminar con la desigualdad, aumentos en el salario y una baja en el transporte público. De hecho, este último punto, fue el gatillante de las protestas de evasión en el Metro y que derivaron a que la mayoría de las ciudades del país se movilizaran.

Desde el gobierno se ha minimizado la movilización y se ha tildado a los evasores de “vándalos” y “delincuentes”, motivo por el que la ciudadanía continua expresando su descontento.

Next Post

¡El despertar no tiene que morir nunca más!

Aburrido hasta el tuétano. Despierto en la mañana y lo primero que me encuentro es […]

La señal on line al final