Concepción prisionero por una noche

admin

Jorge González el protagonista del tributo sinfónico que se le rindió en el sur, encabezado por Álvaro López de Los Bunkers. El sanmiguelino, pese a estar retirado de los escenarios por problemas de salud, hasta se atrevió a entonar un trozo de “El baile de los que sobran”.

Desde la calle se escucha el ensayo de Álvaro López junto a la filarmónica, afinando los últimos detalles de la emblemática “Tren al sur”.El show comienza con un video compilatorio del ex Prisionero en diferentes etapas de su trayectoria. Una de las imágenes que saca aplausos es la recordada escena del músico botando micrófonos de la prensa en plena conferencia el año 2003. Cuando finaliza el video, Mahnke agradece la presencia de los asistentes y en un pequeño discurso enfatiza la urgencia de homenajear a los artistas chilenos sin tener que pasar por la decisión de una autoridad.

El público se pone de pie y el músico aparece en escena mientras es vitoreado. “¡Abrazo!” dice al llegar al micrófono, entonando la primera parte de “El baile de los que sobran”, canción que ha vuelto a la palestra en el marco del estallido.

El público lo acompaña en el canto. Luego de la emotiva intervención, Mahnke le entrega un par de reconocimientos, y mientras el público aplaude, Jorge se queda unos segundos en silencio, recibiendo emocionado la energía y afectos que la gente le entrega. Al bajar del escenario, se integra al público, sentándose en una ubicación especial en primera fila.

Uno de los momentos emotivos de la jornada se produce en la interpretación de “Fe”, donde todos, músicos y asistentes, se unen en una sola voz cantando al unísono la canción que marcó un momento de fuerza para Jorge González después de su accidente cerebrovascular de 2015. López aparece en escena con una copa de vino. La canción cierra entre aplausos rotundos y cánticos para Jorge: “Olé olé olé… Jorge, Jorge”.

Comienza a anochecer y la fiesta continúa con “Concepción”, tema compuesto por González el año 2003 y que nombra al productor Ricardo Mahnke, entre otros amigos de la época que están presentes entre los invitados. 

Comienza a sonar “Corazones” y entre cánticos del público aludiendo al estallido social y sus demandas, López vuelve a la carga manifestando su emoción: “para nosotros ha sido increíble trabajar en estas canciones maravillosas de este tremendo compositor”, dando el pase al himno compuesto por Jorge González protagonista del último tiempo: “El baile de los que sobran”. La canción es recibida con aplausos y consignas políticas.

Al finalizar, Jorge se retira del lugar entre aplausos y agradecimientos: “¡Gracias por tu música!” le grita un hombre que está entre el público. 

González se ve contento, conversa con todos mientras cuenta que durante la tarde escuchó a sus colegas ensayar desde el hotel donde se hospeda (refiriéndose a Narea y Tapia, que tocaban esa noche también en Concepción). 

La noche en la ciudad termina y los simbolismos continúan: a ocho kilómetros del lugar, Los Prisioneros Claudio Narea y Miguel Tapia tocan con su proyecto en el Parque Bicentenario.

La cuna del rock hizo de puente para reunir en una misma fecha, a la misma hora, pero en distintos lugares, a los tres integrantes de la banda ícono del rock nacional.

fuente/latercera

Next Post

Borde costero de Talcahuano se renovará con opinión de vecinos

En marzo estaría listo el diseño. Se espera que sea licitado en julio y que […]

La señal on line al final