Clase media: ¿créditos blandos o usar 10% de ahorros previsionales?

admin

El Gobierno apuesta para ir en ayuda de la clase media que no ha sido beneficiario hasta ahora por pandemia, pero la crítica se hace sentir argumentándose que se endeuda aún más al citado tramo social. Especialistas aportan sus énfasis.

El último anuncio del Gobierno fue la propuesta de ayuda hacia la clase media que, hasta ahora, no ha sido beneficiaria de alguna regalía estatal por contexto pandemia.

Préstamos blandos de hasta $2.600.000, se entregarían en cuatro cuotas y se comenzaría a pagar en un año sin interés real en un plazo de 4 años.

Los requisitos: ser trabajador formal desempleado afiliado al seguro de cesantía con contrato suspendido por ley de protección al empleo. Así también empresas individuales reguladas por el SII y que puedan acreditar caída igual o mayor del 30% de sus ingresos.

Otro beneficio proyectado con este anuncio es postergar por seis meses el cobro del crédito hipotecario, siempre que no presenten una mora de más de 29 días y cuya vivienda tenga un calor menor a $285 millones.

Y ampliación del subsidio de arriendo a la clase media y del crédito de educación superior.

Oposición

En la vereda del frente está la crítica que lo propuesto implicará endeudar aún más a la clase media, y se muestra proclive al retiro del 10% de los ahorros previsionales, idea apoyada incluso por timoneles de partidos de Gobierno, pero que también tiene su letra chica: qué pasa con aquellos cuyo monto ahorrado es bajo. También hay un tema de impuestos asociados a esos fondos, lo que supondría modificar las reglas tributarias.

Para el economista de la Universidad de Concepción, Claudio Parés, un crédito blando es más barato que retirar los fondos de pensiones. Esto, porque éstos tienen una rentabilidad real mayor que cero y retirarlos implica dejar de percibir y acumular esa pérdida por un plazo mayor, apuntó.

“Beneficia a los más ricos”

El académico de la Facea Ucsc, Andrés Ulloa, dice que la propuesta previsional ayuda a sólo aquellos que tengan dinero ahorrado y no a muchos trabajadores independientes.

“Si este dinero es con cargo al Estado, prácticamente todo el mundo lo retirará y no sólo los que tienen problemas, y aquellos cotizantes que más tienen, retirarán más. Por ejemplo, una persona que haya acumulado 300 millones podría retirar 30 millones que después lo pone el Estado, se podría con ello comprar un lindo auto como pasó extensivamente en Perú. Es entonces una pésima idea y tremendamente injusta que beneficia a los más ricos”.

El economista de la UDD, Carlos Smith, sumó a lo anterior que el retiro de fondos de AFP, bajará el monto de ahorro de todos los cotizantes, porque se trata de ahorro, forzado, y de largo plazo.

Caso a caso

“Ambas medidas requieren de medidas complementarias que atiendan el riesgo asociado a cada mecanismo y en cada situación particular”, planteó el economista de Corbiobio, Ariel Yévenes.

En la misma línea, el académico de la USS, Gonzalo Chávez, dijo que en general depende de los supuestos que se hagan. “Hablar de una medida por sí misma es, como mínimo, irresponsable. Lo principal es entender el paquete de medidas como un todo que entrega apoyo al sistema completo, aumentando el consumo y reduciendo la pérdida de empleo en forma conjunta”.

Que todos paguen impuestos

El director de Readcon, Patricio Gana, propone cambiar la tasa de impuestos de segunda categoría (impuestos al trabajo), y que todos paguemos impuestos, aunque sea en un tramo inicial de tan sólo un 1%. “Hay que repensar esa tabla de impuestos, para recuperar de esa forma los dineros que el Estado aportará. De esa forma los beneficiarios no sufrirán consecuencias demasiado duras para devolver esos dineros y, por otro lado, además, generamos un ingreso futuro para el fisco”.

Fuente/diarioconcepción.cl/

Next Post

“1899”: La nueva serie de los creadores de “Dark”que llegará a Netflix

Luego de finalizar la última temporada de “Dark”, el equipo de creadores ya trabaja en un nuevo […]

La señal on line al final