La torre y su misterioso origen

admin

Una especie de torre utilizada por locomotoras apareció tras un trabajo de poda de los equipos municipales.

La aparición de un torreón histórico en Talcahuano luego de una poda realizada por el equipo de Aseo y Ornato de la Municipalidad ha abierto una de teorías sobre su importancia y su utilización.

En ese contexto, el historiador Alejandro Mihovilovic precisó que se trata de un “caballo” que era usado para reponer el agua y el carbón en las viejas locomotoras a vapor que transitaban por nuestro país. Dias después dijo que se trata de una torreta con fines defensivos, la que fue construida posterior a la Guerra del Pacífico en la Puerta de Los Leones. La cual dataría de 1900, pero que después del terremoto de 1939 “la mayoría de esas estructuras se borraron.

La construcción fue usada como la Torre de Agua para las locomotoras a Carbón que llegaban al terminal de trenes de Talcahuano , cerca se encontraba la tornamesa, que servia para girar los trenes. El año 1976  la armada decidió intervenirla, para lo que se mejoro colocando un estilo de Castillo en su terminación superior, luego fue abandona y la cubrió la vegetación. El Sr. Julio González Manrríquez, quien prestaba servicios en la Armada de Chile con Base en Talcahuano, fue Jefe del Departamento de Obras y Construcción de la Armada (D.O.C.A.) y participo de las obras, junto al Arquitecto, Sr. Emilio Kraus y un Constructor Civil Sr., Ricardo Galdames entre otros.

SU POSIBLE ORIGEN

El arqueólogo y docente de la carrera de Antropología de la Universidad de Concepción, Pedro Andrade, entregó una nueva aproximación respecto a la torre que quedó al descubierto en Talcahuano

La estructura y su ubicación, “calza con la instalación de dos fuertes a finales del siglo XVIII, que se instalan en Talcahuano poquitos años de su fundación, en 1764. Por lo que hemos podido ver en fotografías, sus ladrillos son de factura bien artesanal. Todo hace prever que serían estructuras coloniales ligadas a estos fuertes”.

El arqueólogo sostuvo que “el fuerte San Agustín, el primero, al cual creemos que podría corresponder, tiene fecha de 1777. El otro, que es un poco más grande y que estaba más arriba del cerro, es el Galvez, que aparece en mapas como ‘Castillo’ Galvez, de 1780. Estaban muy cerca el uno del otro”.

Next Post

Crisis sanitaria puede agudizar el gran problema ambiental que es hoy el plástico

Científicos proyectan con temor que la contaminación, que ya era de una grave magnitud, empeore […]

La señal on line al final