Talcahuano, PDI revela incongruencias de carabineros acusados de no auxiliar a chofer volcado en Canal Ifarle

admin

A los integrantes de una patrulla de Carabineros se le acusa de no prestar auxilio a un conductor que murió asfixiado tras caer a un canal. BB Chile, accedió en exclusiva a un informe de la PDI que revela incongruencias en testimonios de los funcionarios involucrados. La familia del fallecido sospecha de un error en el procedimiento.

Un informe emitido por la la PDI reveló incongruencias en los testimonios entregados por el personal de Carabineros que participó de la persecución policial a Jorge Eduardo Hermosilla Vallejos, trabajador de ENAP que murió tras caer al Canal Ifarle de Talcahuano a bordo de su automóvil.

Los hechos se remontan al 19 de febrero de 2020y quedaron registrados por una cámara de seguridad emplazada en el Inacap, centro de estudios aledaño al sitio del suceso, cuyas imágenes (ver secuencia) forman parte fundamental de la investigación que actualmente lleva adelante la Fiscalía y que busca esclarecer las circunstancias en las que se produjo el accidente.

Justamente la pieza no sólo da cuenta de cómo Jorge pierde el control de su Mazda 3 antes de terminar precipitándose a las aguas, sino también muestra el paso de una patrulla de Carabineros por la misma calle (Vasco Núñez de Balboa) menos de 10 segundos después de que el conductor cayera al canal.

Según consta en el informe de la PDI, el Dodge Charger de la policía uniformada disminuyó notoriamente su velocidad en el mismo punto del accidente, para luego detener su marcha por un segundo, a pocos metros de donde se encontraba el automóvil siniestrado del trabajador de ENAP. 

Tras ese breve instante, sin que ninguno de los tres tripulantes descendiera, la patrulla enfiló rumbo a Concepción, mientras que el ingeniero terminó muriendo por asfixia por inmersión, de acuerdo a lo establecido por el Servicio Médico Legal.

Los hechos descritos levantaron las suspicacias de la familia y de los dos inspectores de la Brigada de Homicidios de la PDI que llegaron ya entrada la mañana de ese 19 de febrero al lugar, por orden del fiscal de turno, Julián Muñoz. 

Precisamente, una vez revisadas las imágenes, los detectives emitieron un oficio reservado a Carabineros para que los policías involucrados prestaran declaraciones, a modo de determinar si hubo o no la negación de auxilio que hoy acusa la familia.

Así, la primera en comparecer ante los investigadores fue la sargento segundo Brisa Ortiz, quien relató que existió un seguimiento a un vehículo esa noche. Según su versión, todo comenzó “siendo aproximadamente las 04:05 horas”.


Aunque se desconocen las razones, las declaraciones de la uniformada difieren de lo constatado por los detectives, quienes -además de solicitar los testimonios de los uniformados- levantaron las imágenes capturadas esa madrugada por la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT).

En efecto, dichos videos muestran explícitamente que en la intersección referida por la uniformada ningún automóvil traspasó el semáforo en rojo y que incluso el Dodge Charger fue el primero en emprender la marcha. 

Lo que sí ocurrió esa noche fue que varias cuadras más adelante, a la altura de Calle Nueva, en las cercanías a la Universidad Católica de la Santísima Concepción, los policías se detuvieron junto a otro automóvil. 

Uno de los funcionarios bajó de la patrulla y al acercarse a fiscalizar el automóvil, este último emprendió la marcha sin respetar la luz roja, situación que no fue contada por la sargento Ortiz en su declaración.

Algo similar ocurrió con lo relatado por otro de los involucrados, el conductor y cabo primero Leonardo Guzmán, quien en su declaración señaló una situación que también difiere a lo constatado por los detectives.

De acuerdo a su relato, un automóvil gris se pasó una luz roja en la intersección con Juan de Dios Rivera, en las proximidades de Ejército, pero -según se aprecia en las cámaras de UOCT- tanto el vehículo policial como el referido por el uniformado pasan con verde.

Y no sólo eso, sino que también relata que al llegar a Calle Nueva pierden de vista al automóvil, pese a que -como ya se dijo- en aquel lugar los policías intentaron infructuosamente fiscalizar al conductor que huyó con luz roja y que se presume que es el mismo profesional que murió en el Ifarle (la calidad de las imágenes no permitieron distinguir la placa patente, aunque el modelo y color coincidirían con el del automóvil del trabajador).

Tanto Ortiz como Guzmán desestimaron haber visto un accidente en el sector y afirmaron que la disminución de velocidad frente a donde estaba el vehículo siniestrado se debió a que “habíamos perdido al vehículo que queríamos fiscalizar”.

La tercera involucrada en el procedimiento corresponde a la cabo segundo Guisela Escobar, quien -pese a ser invitada por la PDI- no prestó declaración de manera voluntaria, por lo que se desconoce su versión de los hechos y queda la interrogante de la razón detrás de las incongruencias de los testimonios de sus compañeros.

De acuerdo a la hermana de Jorge, “en el lugar se cayó un árbol y habían restos del vehículo”, lo que hacía muy difícil que ellos no se percataran de lo ocurrido. 

Según constató BioBioChile, Carabineros inició un sumario en contra de los uniformados señalados para establecer eventuales responsabilidades.

Consultada la institución, declinaron emitir una declaración pública “por tratarse de un proceso de investigación interna, cuyas instancias administrativas aun no han finalizado”.

Desde Fiscalía, en tanto, señalaron que las diligencias se encuentran en pleno desarrollo.

fuente/rbb.cl

Next Post

Vecinos denuncian que Carabineros baleó a dos menores del hogar Carlos Macera de Talcahuano

Dos menores de edad resultaron heridos en medio de un procedimiento policial al interior de un hogar dependiente del Sename, en […]