BLOG

Marzo un mes de Cambios

En lo que respecta a marzo y la vuelta de las movilizaciones, una de las cosas que preocupa socialmente es la seguridad en las calles.

Desde ese punto de vista, uno de los factores que agudizó desde un principio esta crisis fueron el desorden y los desmanes por las arterias principales de cada ciudad, en donde se llevaron a cabo actos como el destrozo de la vía pública o los tradicionales saqueos al comercio.

“Sabemos que hay una gran cantidad de agrupaciones convocando a manifestaciones para marzo. Nosotros hacemos un llamado a que estas organizaciones pidan los permisos respectivos y se hagan responsables de lo que pueda ocurrir”, señaló Robert Contreras, gobernador de Concepción.

Desde el punto de vista sociológico, estas sensaciones de inseguridad se agudizan por lo que ocurre constantemente en las marchas.

“Existen miedos e inseguridad respecto a una eventual manifestación social porque se teme al accionar de la gente, pero también a la reacción de la autoridad, como lo es la policía. Hay muchas incertidumbres porque las cosas hasta la fecha son bien inciertas. Las perspectivas cambian y se van moldeando. Puede que todo se calme o que se agudice mientras se vaya acercando la fecha del plebiscito”, indicó Rodrigo Roa, sociólogo de la Universidad Santo Tomás de Concepción.

La mirada psicológica indica que esta incertidumbre lo primero que genera es ansiedad en las personas y sobre todo, angustia en relación a lo que podría venir.

“En el ambiente se siente una sensación bien extraña que se basa en la incertidumbre. Hay gente que ya se está abasteciendo en caso de que los alimentos comiencen a escasear, por ejemplo. El cambio de febrero del 2019 al que estamos terminando ha sido evidente. Se perciben mucha ansiedad”, indicó Mónica Medel.

Enfocarse

En este contexto, cabe preguntarse, ¿cómo controlar la ansiedad? La respuesta es bastante simple. Tratar de enfocarse en las actividades habituales y ver con tranquilidad lo que pueda suceder.

“La rutina no es la misma de siempre. Las expectativas cambian ante la incertidumbre de lo que pueda pasar porque ya se generó una ruptura con lo habitual, porque marzo es sinónimo de rutina. Eso cambió, al menos, por este año. Lo que no cambia es que este es un mes bisagra para el país”, señaló Rodrigo Roa.

Para mantener la tranquilidad, el llamado es a conversar las sensaciones y emociones, puesto que es importante que vayan centradas en como la persona se siente.

“Es fundamental mantener la rutina, porque eso ayuda a sentirse mucho más seguro, por la sensación de estructura y control sobre lo que ocurre”, dijo la psicóloga.

A partir de hoy, comienza un mes del que se dicen muchas cosas y del cual existen pocas certezas. Lo único cierto es que marzo del año 2020 no será como el mes que vivimos tradicionalmente.

Las movilizaciones y marchas anunciadas completan el calendario del mes, por lo que, con este anuncio, ya se indica que no se vivirán los días con total normalidad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

La señal on line al final